Los errores son inevitables en la planificación de una boda. Aquí os dejamos un listado de los errores de planificación de la boda más comunes para que podáis evitarlos desde el primer momento.

Antes de hacer cualquier cosa debéis elaborar la lista de invitados

Vais a estar muy ilusionados por estar cometido y por empezar a planear la matrimonio de vuestros sueños. Uno de los factores más importantes para laplanificación de la boda es hacer lalista de invitados que es lo que determina la mayor parte que ocupa el presupuesto de los otros elementos de vuestra boda, además de los gastos de fotógrafo, música, planear do matrimonio, regalos, etc…

Reconocemos que no es la parte más divertida de la organización , pero no se debe de tomar ninguna decisión antes de tener la lista de invitados de la boda definitiva. Una vez que hayáis hablado del número total, hablad con la familia para confirmar la lista y entonces ya podéis continuar con la planificación. que dixo, significa que podéis comenzar casi de inmediato a pensar en la temática vuestra boda: una ceremonia íntima, con amigos cercanos o la familia solamente, ou bodorrio del año con más de 300 personas. Más tarde siempre se puede cambiar de opinión, porque realmente quien va a marcar la boda es el presupuesto y las ideas que tengáis por hacer realidad.
 

Leer revistas de novia en voz alta

Sabemos que los tiempos han cambiado y que los novios quieren su boda como un evento en el que se refleje su estilo tamén.

Es necesario que los noivostengáis una idea concreta en los diversos detalles. Si las flores os gustan a ambos, o si estáis indecisos con algunos detalles de los que no tengáis ideas siempre podéis recurrir a los expertos organizadores de boda que os aconsejarán de las modas que se llevan ese año o novedades o si no podéis buscar ideas en internet y revistas de bodas.

Es muy importante que no sea una conversación constante y no provoque una discusión en la parella ya que tenéis que tener en cuenta que la boda es de los dos. Así mismo os recordamos que, en el caso de que algún familiar quiera dar su opinión, permaneced siempre dispuestos a escucharlos y luego entre vosotros, los protagonistaspodéis decidir si realmente es buena idea o no.

Cuando la decisión está tomada, está tomada.

Es muy común que os surjan muchas dudas a pocos meses del día de la matrimonio. Es común echarse atrás en alguna decisión que toméis por lo que aconsejamos que cuando digáis sí a algo sea sí rotundo, puesto que muchas modificaciones con tan poco tiempo puede acarrear en consecuencias peores. Imaginaos que ya tenéis previsto que tipo de invitación queréis y a última hora descubrís que hay otra cosa mejor o un cambio de menú a última hora. No sólo volveréis locos a vuestros proveedores, sino que luego realmente no sepáis el dinero que vais a invertir, por lo que es esencial que en la toma de decisiones seáis claros y concisos.

Colaboración con la familia.

En casi o la mayoría de las parejas que deciden dar el gran paso de casarse siempre hay alguien de la familia que quiere implicarse y a veces demasiado. Nuestro consejo es que le hagáis participar en cierta medida, no olvidéis que vosotros sois los protagonistas y que aunque queráis,no vais a poder con todas las cosas para que os de tiempo de disfrutar, así, además del organizador de bodas que tengáis, siempre es bueno tener a la mano a un familiar o a algún amigo de confianza para que podáis delegar en ellos algunasresponsabilidades“, como acompañaros en la entrega de los regalos, llevar los anillos, que sea vuestro conductor en el coche de boda, etc.